Ingredientes:

2 limones

1 litro de agua

1 ramito de menta fresca

Jengibre

Varios cubos de hielo

Endulzante (azúcar rubia, morena o cualquier otro endulzante natural)

Preparación
Cortar 2 limones al medio y exprimirlos.

Rallar un poco de jengibre fresco. Se puede hacer con un rallador de queso normal o con un pelapapas. Su sabor es muy intenso, por lo que con una pequeña cantidad es suficiente.

Lavar la menta y quitarle los tallos para utilizar únicamente las hojas.

Colocar dentro de la licuadora el agua, el jugo de los limones, el jengibre rallado, las hojas de menta y los cubos de hielo. Sugerimos también sumarle algún endulzante a gusto. Licuar el contenido durante algunos segundos, hasta que el hielo y la menta estén triturados.

Pasar el contenido de la licuadora a una jarra de vidrio, Agregar unos cubos de hielo y hojas de menta para decorar.